La nueva prensa después de Franco salvadorebooks

La nueva prensa después de Franco

La prensa antes de 1975

Al finalizar la dictadura, se produjo paulatinamente una renovación en las publicaciones periodísticas. La nueva prensa después de Franco dio un soplo de aire nuevo a la manera de dar las noticias en este país. Yo recuerdo que en mi casa, hasta ese momento, mi padre compraba, y lo que era aún más extraño, se leía casi de pé a pá la prensa que se podía adquirir en esos momentos: el Ya o el ABC que compraba diariamente. Nunca el diario Pueblo, eso no. Excepto los lunes, que no había prensa. Iba a decir escrita, pero como el lector comprenderá en aquellos días de 1975, 1976 ó 1977, éramos completamente analógicos y ni siquiera en el más lejano horizonte se vislumbraban esas cosas estrafalarias que después se dio en llamar Internet. Así que en este post me centraré en la única prensa conocida por entonces: la prensa escrita. Y citaré algunos ejemplos de las nuevas publicaciones que salieron al mercado tras la muerte de Franco y el lento advenimiento de la democracia. Publicaciones que por su talante abierto no podían haber tenido cabida en los oscuros tiempos inmediatamente pretéritos.

Decía antes que los lunes no había prensa. Pero eso no es verdad del todo. Porque mi padre compraba La Hoja del Lunes, el único periódico autorizado a publicarse el primer día de la semana, considerado día de descanso para los trabajadores de la prensa. Como mi padre era lector impenitente y compulsivo, incluso había tardes que venía de la oficina con un periódico vespertino bajo el brazo para afrontar el aburrido trayecto del metro a casa. Éste era el Informacioneseditado en Madrid entre 1922 y 1983. Yo reconozco que lo único que me interesaba de todos ellos eran las noticias deportivas, y sobre todo las de fútbol, que abordaba con gran avidez. Porque si os habéis dado cuenta, en mi casa no entraban ni harto vinos los diarios más vendidos y consecuentemente leídos por la sufrida población hispánica. Claro. El As y el Marca. Los periódicos de temática deportiva.

En ocasiones también compraba (mi padre, no yo, que no tenía edad para comprar casi nada que no fuesen chuches, y menos periódicos, pues menudo tostón…) la revista Triunfo, que ya durante los últimos coletazos del régimen tenía las narices de ser todo lo crítica que podía y le dejaban ser. El Caso, ese periódico semanal de sucesos tremebundos y macabros, la verdad es que pocas veces lo vi por casa. Mis abuelas leían Diez Minutos, Garbo, Ama y cosas así. Y mi madre, pues también, lo que le apetecía en cada momento libre de sus tareas doméstcias: esas revistas de cotilleos de famosos y periódicos. Sí, éramos una familia típica de los 70. Pero muy leída…

Esto era lo que se leía en Madrid. Porque en Barcelona y Cataluña era líder indiscutible La Vanguardia y en Galicia, La Voz de Galicia.

La nueva prensa después de Franco

La nueva prensa después de Franco se concretó en varias publicaciones de las que voy a elegir las que a mi juicio me parecen más interesantes aparecidas entre 1975 y 1978. Los soplos de libertad hicieron surgir periódicos en las lenguas vernáculas de Cataluña y el País Vasco. Veamos una breve pincelada de algunas de ellas, por orden cronológico de aparición.

Avui

Primer diario publicado íntegramente en catalán desde la Guerra Civil. Una de las publicaciones señeras en la nueva prensa después de Franco precisamente por esta razón. Nacido el 23 de abril de 1976 en Barcelona, coincidiendo con el muy catalán día de San Jorge, y en medio de una gran expectación. Debido a sus problemas económicos estuvo a punto de desaparecer en varias ocasiones hasta que lo hizo definitivamente el 30 de julio de 2011. Entonces su cabecera se fusionó con el diario comarcal El Punt. De esta unión surgió la actual publicación El Punt Avui.

El País

Nació en Madrid dotado desde el principio de una fuerte financiación. Su primer número data del 4 de mayo de 1976, cuando se iniciaba la transición a la democracia. Irrumpieron en la escena periodística a lo grande, de la mano de Juan Luis Cebrián. Este sólido proyecto llevaba gestándose desde 1972. Fue el mayor acontecimiento en el mundo periodístico tras la muerte de Franco. Fue el precursor de las buenas prácticas periodísticas concretadas en el Libro de Estilo, la figura del Defensor del Lector o el Estatuto de la Redacción. Continúa siendo uno de los diarios con mayor tirada del mercado español. Aún en la era del inevitable periodismo digital.

Interviú

Revista semanal. Su primer número se publicó el 22 de mayo de 1976. Sus señas de identidad fueron principalmente dos: primera publicación española que incluyó fotografías de mujeres ligeras de ropa en su portada. Ya no hacía falta irse a Francia. La otra era la inclusión de excelentes reportajes de investigación, algunos no exentos de detalles muy, pero que muy, escabrosos. Recuerdo especialmente las tremendas fotos del accidente aéreo de Los Rodeos en 1977, porque me quedé helado echándolas un vistazo cuando creía que ningún adulto me vigilaba. Debía tener unos 12-13 años. Igualmente congelado me quedé (bueno, en este caso, al contrario) con la espectacular portada en paños menores de la bellísima Marisol, que ya para entonces era Pepa Flores. Era septiembre de 1976. A comienzos de 2018 el Grupo Zeta, la editorial surgida como consecuencia de la publicación de esta revista, anunció su cierre.

Diario 16

Nacido el 18 de octubre de 1976 en Madrid. En su primera portada destacaba el titular El etarra Argala, detenido en Francia. Su campaña de lanzamiento popularizó la canción Libertad sin ira, el incuestionable lema de la Transición política en España e interpretada por el grupo folk andaluz Jarcha, del que surgiría la cantante Martirio. En 2001 finalizó definitivamente una accidentada andadura, que vio entre otras cosas, como algunos de sus profesionales tránsfugas fundaban el diario El Mundo, comandados por Pedro J. Ramírez, anterior director de Diario 16 y expulsado del periódico unos meses antes.

El Jueves

La “revista que sale los miércoles“, según reza el subtítulo. Aunque no fue siempre así, pues en los doce primeros títulos publicados, era “la revista que sale los viernes”. Revista de humor gráfico que ha ido derivando a satírico (tipo Charlie Hebdo, de infausto recuerdo por el ataque terrorista sufrido en enero de 2015) surgida en Barcelona y cuyo primer número data del 27 de mayo de 1977. ¿Quién no se ha reído con las aventuras del inefable Makinavaja y sus colegas? ¿Y con las Historias de la puta mili (impagable el sargento Arensibia)? ¿Y con los despropósitos de Martínez el Facha? Un botón de muestra de una revista satírica insustituible con portadas míticas. En alguna ocasión, la revista fue secuestrada por el contenido o la portada. Como el nº 7 titulado Lefebvre se cisma en el Papa. O la célebre portada del 18 de julio de 2007, donde se mostraba una caricatura de los entonces príncipes de Asturias en postura muy, muy poco decorosa. En este caso, además la Justicia impuso una multa a los dos dibujantes.

Deia

Impulsado en Bilbao por el PNV para dirigirse a los sectores moderados del nacionalismo vasco. Fue el primer diario representante del periodismo vasco dentro de la nueva prensa después de Franco. Su primer número salió a la calle el 8 de junio de 1977, una semana antes de la celebración de las primeras elecciones democráticas tras el fin de la dictadura. Aquella primera portada, tuvo un carácter estrictamente político, con el titular Hoy, excarcelamiento total de los presos políticos vascos. Es una publicación de carácter bilingüe. La mayoría de los artículos están escritos en castellano y ocasionalmente se incluye alguno en euskera.

Egin

De ideología nacionalista radical, vio la luz en San Sebastián el 29 de septiembre de 1977. Siempre estuvo bajo sospecha por ser considerado portavoz de la izquierda radical abertzale. Por este motivo, el diario fue económicamente marginado, lo que le hizo pasar por momentos muy difíciles. Solía ser el medio de comunicación que publicaba en primer lugar los comunicados de ETA. De carácter bilingüe, alternaba artículos en euskera y en castellano. El juez Baltasar Garzón ordenó su cierre el 15 de julio de 1998, cuando acusó a los responsables del diario (y la emisora de radio asociada) de integración en banda armada. Fue sustituido por el diario Gara.

Hay más publicaciones de la época de la Transición, claro, pero a mi modesto entender estas publicaciones son para mí las más representativas de la nueva prensa después de Franco.

Por Diego Salvador Conejo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *