Gloria Fuertes salvadorebooks

Gloria Fuertes, poeta y autora de teatro.

Para mucha gente de mi generación, Gloria Fuertes era la señora grandullona y amable que aparecía recitando sus versos de rima sencilla y juguetón mensaje en el programa infantil “Un globo, dos globos, tres globos”. La letra de la canción de cabecera es también de Gloria y todos los que fuimos niños en los años setenta la tarareábamos. Era nuestro programa de la tarde. Gloria Fuertes alcanzó así popularidad, pero fue también fue una poeta y autora de teatro de notable talento y una luchadora por la presencia femenina en el panorama literario del franquismo y el postfranquismo.

Una madrileña de pura cepa.

Nacida en el popular barrio de Lavapiés en Madrid, el 28 de julio de 1917, en el seno de una familia trabajadora y escasos recursos, Gloria no parece destinada a convertirse en la poeta y autora de teatro que luego fue. Para una chica de la época y de su condición, acudir al colegio es casi un milagro. Había que que ayudar a la familia con pequeños trabajos, como del que habla en uno de sus poemas: escribiente de direcciones a peseta por sobre con una máquina de escribir alquilada.

Los inicios.

Con 14 años se matricula en Gramática y Literatura, en contra de la opinión familiar, que no entiende que una niña quiera ser escritora. Con ese talante afable y esos abrazos inmensos que recordaba nuestro padre –coincidieron en los ambientes literarios de los años sesenta y setenta-, Gloria Fuertes conseguía, pasito a pasito, ir avanzando en la única vida que ella creía posible: ser poeta y autora de teatro. La guerra civil la afectó profundamente, de tal forma que llegó a decir que “sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía”.

Como tantos otros en aquella época posterior a la guerra civil, había que compatibilizar escritura y trabajos alimenticios como contable. Ya adolescente, empieza a publicar y da sus primeros recitales de poesía en Radio Madrid. Todo ello sin dejar de trabajar como secretaria en “horribles oficinas”, según sus propias palabras,  desde 1935 hasta 1958. No había otra: nuestro propio padre también tenía que conciliar sus horas como delineante con los ratos libres para escribir.

Un espíritu inquieto como el de Gloria Fuertes consigue abrirse poco a poco camino en el ambiente literario de la época y encuentra un lugar apropiado para ella en la literatura infantil. En 1939 trabaja como redactora en la revista infantil “Maravillas” (suplemento de “Flechas y pelayos”)  donde cada semana publica cuentos y poesías para niños. Aquí comienza una parte de su andadura como poeta y autora de teatro por la que será sobre todo recordada.

Iniciativas y compañeros de viaje.

Pero Gloria no solo escribe para niños. En 1942 se produce un encuentro providencial con el poeta Carlos Edmundo de Ory, y así es como entra a formar parte del Postismo, un movimiento que quiere erigirse como síntesis de todas las vanguardias literarias precedentes y del que formaron parte, entre otros, Francisco Nieva (viejo conocido de nuestro padre, también dramaturgo) y Fernando Arrabal.

Su inquietud como poeta la empuja a fundar junto con Adelaida Las Santas “Versos con faldas”, un grupo femenino de poetas que se reúne en los cafés de la capital madrileña. La aventura terminaría apenas dos años más tarde, en 1953, cuando la Dirección General de Seguridad prohíbe recitales y tertulias de café. Qué bonita época…

Gloria no se arredra. Las dificultades la animan a continuar y a experimentar, fundando  la revista de poesía “Arquero” en 1950 junto con Antonio Gala, Rafael Mir y Julio Mariscal, que Gloria dirige hasta 1954.

Son años de búsqueda y también de reconocimiento, de publicaciones de distintos poemarios para niños y para adultos, en los que siempre hay una reivindicación de los derechos de las mujeres y una denuncia de las condiciones vitales de la época. Con su estilo campechano, Gloria Fuertes es una rara avis en la poesía de la época, a lo que se añade su lesbianismo, nunca ocultado.

Poco a poco Gloria se va haciendo un hueco en la literatura española como poeta y autora de teatro: en 1952 estrena su primera obra de teatro en verso, “Prometeo” que obtuvo el premio Valle Inclán. Gloria continúa escribiendo y trabajando en pequeños puestos que le permiten tener el tiempo libre suficiente como para seguir el camino iniciado a temprana edad: la literatura, la poesía, el teatro. Viaja a Estados Unidos con una beca Fullbright para dar clases en tres universidades, se emplea como bibliotecaria… Por fin encuentra la estabilidad económica al obtener en 1972 una beca de la Fundación Juan March para literatura infantil, lo que le permite dedicarse a la escritura. Por fin, Gloria es poeta y autora de teatro a tiempo completo.

Y  llega la televisión.

En 1974 comienza a  a colaborar en el programa infantil de TVE, la única tele que teníamos entonces, y es ahí cuando alcanza la popularidad y mi hermano y yo la conocemos, viéndola recitar con su peculiar voz un poco temblona. No sólo participó en “Un globo, dos globos, tres globos”. También aparecería en “La mansión de los Plaff” (1979-1981) y “La cometa blanca” (1981-1983) ambos del mismo canal, una de cuyas colaboraciones figura en el archivo de RTVE. Se puede ver aquí: http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-cometa-blanca/gloria-fuertes-cometa-blanca-1981/3942755/.

Durante la década de los setenta, Gloria Fuertes también publica en La Codorniz. También es galardonada con un diploma de honor de uno de los principales premios de Literatura Infantil, el Hans Christian Andersen, por “Cangura para todo”. En la década siguiente, la autora multiplica su actividad en medios de comunicación y encuentros literarios, obtiene numerosos reconocimientos y premios: se ha convertido en una escritora tremendamente popular. Tanto es así que incluso Martes y Trece le dedican uno de sus paródicos sketches en su especial de Nochevieja de 1986, que puede verse aquí:  https://www.youtube.com/watch?v=-kdmE7Vl8ZM

Gloria enferma de cáncer de pulmón y fallece el 27 de noviembre de 1997. Sus restos reposan en el Cementerio de la Paz de Alcobendas, donde fueron traslados en 2001 desde el Cementerio Sur de Madrid.

[Existe una Fundación que lleva el nombre de la poeta y autora teatral, destinada a mantener vivos su obra y su legado. Aquí se puede acceder a ella: http://www.gloriafuertes.org/ ]

Por Olga Salvador Conejo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *