La Edad de Oro salvadorebooks

El programa de TV La Edad de Oro

Un programa transgresor

La Edad de Oro comenzó a emitirse el 17 de mayo de 1983. Era un nuevo programa de televisión. Innovador y moderno a más no poder. ¿Y dónde pudimos disfrutarlo? Pues, en la segunda cadena, claro. En La 2, en su actual denominación. No podía ser en otro lugar. Fue presentado en riguroso directo por su alma mater Paloma Chamorro, periodista, presentadora y filósofa, quien ya advirtió de su carácter transgresor. Corrían buenos tiempos para la lírica, como cantaban Golpes Bajos por entonces. Pero todo ha cambiado. Uno no sabe si para mejor o para peor. En mi modesta opinión, para peor.

Eran los dorados años ochenta en España, los años de las diferentes “movidas” que corrían a lo largo y ancho de la piel de toro hispánica. Unos años que viví con la intensidad propia de los veinte años. A la vida, al amor… Culturalmente hablando, resultaron ser un derroche de vitalidad, inspiración y alocamiento. La locura de unos jóvenes que asombró al mundo de la farándula y a los que no eran “tan de la farándula”.

La Edad de Oro fue el reflejo fiel y apasionado de aquellos años maravillosos, los más chiflados y creativos de las últimas décadas. Al menos en España. Se programaron 55 emisiones hasta su desaparición definitiva en abril de 1985. Actualmente el programa de Paloma Chamorro, se ha convertido en uno de esos programas de culto que permanecen incólumes en los archivos de TVE. Un tesoro como el que prometía su título. Un tesoro de la historia de la televisión española. Fue cosmpolita, atrevido y palpitante. Ahora, como otros programas similares, sería impensable. Tal es la pacatería de los tiempos que nos ha tocado vivir.

Cortos y videoclips

Para La Edad de Oro en exclusiva se crearon cortos como Trailer para amantes de lo prohibido, de Pedro Almodóvar, en que se reivindicaba la figura de la actriz Josele Román, o No hables más de mí, de Alberto García Alix. Incluso videoclips producidos por el espacio de Paloma Chamorro como Escuela de Calor de Radio Futura.

Las entrevistas de Paloma Chamorro

En un plató oscuro, envuelto en una densa humareda, sentada, piernas cruzadas, micrófono en mano, Paloma Chamorro, pelo “a lo afro”, minifaldera ella, se enfrentaba con descaro, desparpajo e incluso a veces con descarnada insolencia, a una caterva de jóvenes más o menos airados. Yo la conocía, con mucha guasa y desenfado, como Paloma “Muchomorrow”, porque había que tenerlo para entrevistar a individuos tan “chuletas” como los Gabinete Caligari, Loquillo o Los Rebeldes de entonces.

Recuerdo una impagable entrevista con Nazario, padre del cómic underground hispánico, quien, acompañado por el inclasificable Camilo, fumador compulsivo, soltaba barbaridades sin sentido a diestro y siniestro. En una de ésas, la paciente Paloma le soltó sin contemplaciones al creador de Anarcoma¡Qué pasado vas! ¡Abrevia, que vas pasadísimo!. Chamorro entrevistó otros personajes tan pasados de vueltas como Nazario y Camilo. Fabio McNamara fue uno de ellos. Se reía de todo y de todos, y fue compañero inseparable de Almodóvar (“frutos del luxury“) en aquellos años. O Poch,  de Derribos Arias. Y a tíos tan divertidos como los gallegos de Siniestro Total. En mis recuerdos también afloran entrevistas más serias en La Edad de Oro, como las de Santiago Auserón (Radio Futura), o la de un jovencísimo Bernardo Bonezzi (Zombies), un genio precoz ya por entonces, y fallecido prematuramente.

O las entrevistas a Carlos Berlanga (Pegamoides, Dinarama), quien junto con Olvido Gara, más conocida como Alaska, Auserón, Bonezzi y Ana Curra, formaban la claque más intelectual de la Movida madrileña. Paloma solía preguntar a aquellos chavales cuáles eran sus influencias musicales. Me sorprendía que muchos daban la misma respuesta: Los Ramones. Alaska o Fernando Márquez “el Zurdo” (Kaka de Luxe, La Mode) entre ellos.

Entre los artistas entrevistados me llamó mucho la atención la tremenda timidez de Ceesepe, pintor e ilustrador procedente del mundo del cómic underground. Y el reportaje sobre el artista sevillano Ocaña, activista anarquista y homosexual, emitido el seis de octubre de 1983. Ocaña había fallecido trágicamente en Cantillana, su pueblo natal, el 18 de septiembre tras incendiarse el disfraz de carnaval que se había confeccionado. El homenaje de La Edad de Oro incluía un reportaje sobre su exposición UN POCO DE ANDALUCÍA en la GALERÍA MEC-MEC de Barcelona.

En el programa del 17 de noviembre de 1983,  Paloma Chamorro entrevistó a la fotógrafa Ouka Leele sobre su técnica de colorear fotos. Ouka Lele era una de las musas de la Movida Madrileña.

Paloma Chamorro también entrevistó en 1984 a Miquel Barceló y Xavier Mariscal, que comenzaban sus carreras artísticas. Además de todos los artistas españoles mencionados a lo largo y ancho de este post, también actuaron en La Edad de Oro lo más granado de los “modernuquis” internacionales de la época, como Lou Reed, Marc Almond, Cars, Culture Club, Spandau Ballet, Psycheledic Furs o Smiths.

La Edad de oro del pop español

Además de los citados, por La Edad de Oro pasaron la flor y nata de los grupos pop españoles de la primera mitad de los ochenta. Los más modernos claro, pues los rockeros más duros no frecuentaron nunca La Edad de Oro. Actuaron Parálisis Permanente, con Eduardo Benavente y Ana Curra al frente, con anécdota luctuosa asociada. La formación grabó una actuación para el programa piloto de La Edad de Oro, que comenzó a emitirse como dije antes el 17 de mayo de 1983. Eduardo Benavente había fallecido en accidente de tráfico tres días antes del debut del programa, a la vuelta de un concierto en la sala Tropicana de León. Tenía 21 años.

La Frontera, Rubí y Los Casinos, Glutamato Ye-Yé, Danza Invisible, los Nikis y Aviador Dro también pasaron por el plató de La Edad de Oro, y fueron diseccionados por el bisturí inquisidor de Paloma Chamorro, con aquella guasona media sonrisa suya que no presagiaba nada bueno. Para el entrevistado. O sí. Porque a algunos la buena de Paloma les tomaba bien el pelo. Otros al revés. Y había una buena mata para ello, con esa estética afterpunk de que hacía gala en esos excéntricos años la presentadora de TVE.

El 5 de febrero de 1985, Paloma presentó en La Edad de Oro a los Chunguitos, que parecían un poco fuera de lugar dada la temática musical habitual del programa. En esa emisión los propios hermanos Salazar dieron la alternativa a sus hermanas, Azúcar Moreno.

Supuestas ofensas a la religión

Paloma Chamorro fue procesada por ofensas a la religión, con motivo del contenido de La Edad de Oro emitido el 16 de octubre de 1984, con cabezas de cerdo y crucifijos de por medio. Se armó la mundial en algunos sectores bien pensantes. Fue absuelta en 1990, fallo que confirmó el Tribunal Supremo en 1993.

Las polémicas terminaron por cargarse el programa, cuya última emisión data del dos de abril de 1985, con una edición dedicada al grupo Violent Femmes. Chamorro declaró en el Diario El País poco después:

“Defectos ha habido muchos. Sobre todo un exceso de pretensiones, el haber querido hacer un programa imposible, el haber, sido tan ambiciosa. Es un defecto mío de concepción, digamos. He querido ir a por todas, pero no se puede ser a la vez una agencia internacional de contratación para un programa semanal, de horario fijo, y estar a la vez produciendo cortos, y a la vez estar al tanto de lo que pasa por el mundo, y a la vez, a la vez…, y a la vez pelearse con todos los que dentro y fuera de TVE han hecho todo lo posible porque no se haga La edad de oro.”
Paloma falleció en enero de 2017, con 68 años recién cumplidos.

Hace ya algunos unos años me hice con una reedición en DVD de los momentos estelares de La Edad de Oro y os aseguro que no tiene desperdicio. De paso así rememoro de vez en cuando mis años mozos. ¡Que ya ha llovido!

Por Diego Salvador Conejo

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *