Premio Lope de Vega salvadorebooks

El Premio Lope de Vega de teatro

El Premio Lope de Vega de Teatro fue creado en 1932 por el Ayuntamiento de Madrid, en el contexto político y cultural de la Segunda República. Y fue precisamente en esta época histórica por una serie de fundadas razones. Pues durante los primeros años del siglo XX, el ámbito editorial español se había desarrollado especialmente, lo que había abierto la puerta a autores que no estaban consagrados a ascender en el difícil y exigente mundo literario.

No obstante, la amplia producción teatral nacional se enfocaba hacia públicos que no se caracterizaban por su exigencia. Comedias y dramas utilizaban una técnica bastante trasnochada y que, a fuerza de repetir clichés, iban agotando un modelo que tiempo atrás fue exitoso. La falta de inquietud intelectual de las obras, así como escenografías anticuadas exigían una renovación urgente de las estructuras teatrales Y eso en un mundo donde seguían dominando autores como Jacinto Benavente, Carlos Arniches, los hermanos Álvarez Quintero o Pedro Muñoz Seca.

Como reacción a lo establecido, y basándose en la amplitud del número de autores que se beneficiaban del boom editorial español, se estaba gestando otro tipo de teatro. Un soplo de aire fresco capaz de satisfacer a los más exigentes consumidores de drama y comedia. Se abría camino una nueva forma de entender, de divulgar, de presentar, de decorar y de actuar.

Para afrontar esta necesaria transformación, desde el Ayuntamiento de Madrid se impulsó la vuelta a los orígenes del teatro genuinamente español en lengua castellana: el de Lope de Vega. Lope, el Fénix de los Ingenios y que en su propia época había sido un renovador de la escena, con la creación del Arte Nuevo, que tan cuesta arriba se le hizo al mismísimo Miguel de Cervantes, por otro lado, novelista sin par. El Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo fue un ensayo en verso de Lope de Vega que leyó ante la Academia de Madrid en 1609, verdadera punta de lanza de la renovación teatral en el siglo XVII.

Desde su primera convocatoria en 1932, el Premio Lope de Vega de Teatro, ha cumplido un papel muy relevante en el ámbito dramático, superándose la fase de presentación de obras dramáticas en verso, signo de los tiempos. Es el decano de los premios teatrales españoles.

En la actualidad, y a través de la convocatoria del Premio Lope de Vega de Teatro, el Ayuntamiento de Madrid trata de fomentar la creación literaria en la ciudad de Madrid. El Jurado del Premio selecciona año tras año entre las obras presentadas a concurso, los que considera los mejores textos teatrales en castellano, originales e inéditos, basándose tanto en el tratamiento que hace el autor del tema (libre) como en la versión escénica innovadora.

Diego Salvador Blanes, con su obra Los niños se alzó con el triunfo en la convocatoria de 1969. El premio le hizo ingresar 100.000 pesetas de la época y la posibilidad de estrenar la obra en el Teatro Español de Madrid. Pero llegado el momento de su estreno y debido a la intervención de la censura, que obligó a fuertes cambios estructurales del texto original, el autor renunció a responsabilizarse de la obra, que ya no reconocía como suya.

por Diego Salvador Conejo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *