Premio Cervantes salvadorebooks

El Premio Cervantes

Los orígenes del Premio Cervantes

El Premio Cervantes, o mejor, dicho de forma más correcta, el Premio Miguel de Cervantes de Literatura, fue convocado por el Ministerio de Información y Turismo por vez primera el 15 de septiembre de 1975. En palabras de sus responsables, la instauración de un galardón de este tipo se hacía necesario por “la conveniencia de otorgar un reconocimiento oficial, en que se una a la notoriedad pública la creación literaria en lengua castellana”.

La denominación del Premio Cervantes hace honor al que se ha considerado desde siempre el máximo exponente de las letras en lengua castellana, Miguel de Cervantes Saavedra, soldado, recaudador de impuestos, alcalaíno de pro, poeta, dramaturgo,… Pero sobre todo novelista excelso. Su obra cumbre, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, dio un vuelco en su tiempo a lo que hasta entonces se consideraba novela, la novela corta.

La publicación de esta obra supuso un salto cualitativo de tal magnitud en la literatura española que todavía los expertos se preguntan cómo fue posible que Cervantes concibiese algo tan descomunal sin efectuar ensayos de prueba/error previos de fuste. En mi modesta opinión, los años de cárcel, tanto en Argel como en Sevilla, le dieron mucho en qué pensar. En ese tiempo su mente incansable y genial comenzó a dar forma a un nuevo estilo literario que se consolidó inmediatamente.

Pero retomemos el hilo del Premio Cervantes. Se concedió por primera vez al año siguiente a un poeta exiliado, Jorge Guillén, lo que nos conduce al espíritu de concordia que animaba al nuevo premio, aún habiendo sido convocado poco antes de la muerte de Franco. El afortunado dijo nada más conocer la noticia: “me siento honradísimo y muy contento. Pienso que es el reconocimiento de una obra que ha durado más de medio siglo. Han elegido a un autor que ha sido modestamente adversario del Régimen. Esto implica un paso adelante en la transición democrática de España”.

Desde sus inicios se ha considerado el máximo reconocimiento a la labor creadora no sólo de escritores españoles, sino también hispanoamericanos. La obra de todos ellos ha enriquecido de forma notoria el patrimonio literario en lengua española, en cualquiera de sus facetas; novela, teatro, poesía, ensayo…

El Premio Nobel de las Letras Hispanas

Se entrega cada 23 de abril, la fecha en la que se conmemora tradicionalmente la muerte del Manco de Lepanto. Los Reyes de España presiden una solemne ceremonia en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

En el acto, sometido a una rigurosa liturgia, los monarcas, el Ministro de Cultura español y el premiado pronuncian sendos discursos en los que se evocan los méritos del galardonado, su vida y su obra. Se recuerda además la vida y obra de Cervantes y de otros grandes de la literatura clásica en castellano.

El Premio Cervantes está considerado el Nobel de las letras hispanas, tal es su inmeso prestigio e importancia. Puede ser concedido a cualquier autor cuya obra esté “escrita totalmente o en parte esencial en castellano”, según rezan sus bases. Como el caso del vencedor de 2019, el poeta catalán Joan Margarit que escribe en catalán y en castellano.

El Jurado del Premio Cervantes

Para optar al Premio Cervantes, es absolutamente indispensable ser propuesto como candidato por el pleno de la Real Academia Española, las Academias de la Lengua de los países hispanoparlantes y los vencedores de pasados certámenes. Junto a ellos, también tienen voz y voto otras instituciones literarias en lengua castellana.

El jurado es amplio. Lo componen los dos últimos ganadores del Premio; un miembro de la RAE; un integrante de una de las Academias Iberoamericanas de la Lengua; cuatro prestigiosas personalidades vinculadas al ambiente académico, universitario y literario, propuestos por instituciones y personas tan relevantes en el mundo de la cultura como la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, la Unión de Universidades de América Latina, el director del Instituto Cervantes y el ministro de Cultura de España.

Pero todavía hay más. Dos miembros elegidos entre representantes de suplementos culturales de diarios, presentados, respectivamente, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España y la Sociedad Interamericana de Prensa. Y por fin un último integrante de este extenso jurado, ni español ni hispanoamericano, que es elegido por la Asociación Internacional de Hispanistas.

Los miembros del jurado presentes en la votación eligen al ganador en sucesivas votaciones.

Al contrario que otros galardones, el Premio Cervantes no puede ser concedido a más de un candidato, ni quedar desierto ni concederse a título póstumo. Estas normas fueron instituidas tras 1979, año en el que compartieron premio el poeta español Gerardo Diego y el argentino Jorge Luis Borges. Los sesudos organizadores decidieron entonces que ni una más, Santo Tomás…

Los premiados y sus polémicas

Enre los premiados hay literatos que también han obtenido el Premio Nobel de Literatura: el mexicano Octavio Paz, el peruano Mario Vargas Llosa y Camilo José Cela.

Como toda actividad humana que se precie, el Premio Cervantes no ha estado, ni está exento de polémica. He aquí algunos ejemplos y anécdotas.

En 2015 frecogió el premio Juan Goytisolo, quien pronunció un encendido discurso en el que criticó duramente el clima de corrupción que campa a sus anchas por el país, el persistente problema del paro, el exilio de los jóvenes o los desahucios. En su corto, pero indignado mensaje, lanzó una clara referencia a la formación política Podemos, “porque las razones para indignarse son múltiples, y el escritor no puede ignorarlas sin traicionarse a sí mismo”.

Camilo José Cela, gran novelista de verbo incontenible, descalificó sin miramientos el Premio Cervantes afirmando que “está lo suficientemente desprestigiado y cubierto de mierda para que a mí me preocupe”. Cela ya había sido Premio Nobel de Literatura anteriormente.

Cuando Francisco Umbral se alzó con el galardón en 2000, el finalista Carlos Bousoño, manifestó haber sido “víctima de la negligencia del presidente del jurado del Premio Cervantes”. Umbral declaró que desconocía el motivo de “todo este lío” y que la polémica generada no “daña la imagen” del galardón ni la suya propia. Y tan pancho…

Gabriel García Márquez se negó a aceptarlo en dos ocasiones. La primera fue en 1994, el año que ganó Vargas Llosa, y la segunda en 1997. ¿Falsa modestia o no? El caso es que en 1994, y por escrito, el gran literato colombiano comunicó a los miembros del jurado su decisión irrevocable argumentando que “pienso que una vez que un escritor recibe el Nobel, debe dejar el camino abierto a los más jóvenes para que consigan otros premios”. Para Gabo, no había premio que superase al Nobel.

En la gala de 2018, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, antiguo sandinista, dedicó su premio “a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia”. Ciudadanos muertos por la represión de un régimen sandinista que ya no es la sombra de lo que fue. Desde luego, ya no es el de Ramírez, que fue vicepresidente con Daniel Ortega, el mismo que ordenó a la policía reprimir con mano dura las protestas contra la reforma del sistema de las pensiones en 2017.

No debería ser noticia, pero María Zambrano fue la primera mujer en recibir el Premio Cervantes, en una fecha tan tardía respecto a la instauración del galardón como 1988.

Como curiosidad, en la edición de un año se entrega el premio a un autor español y al siguiente a un escritor hispanoamericano. Aunque no es una regla escrita, parece responder a un acuerdo tácito entre los miembros de las Academias de la Lengua castellana a uno y otro lado del Atlántico. Por si las moscas y para que no se enfade nadie. Porque el ser humano es… susceptible.

Por Diego Salvador Conejo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *